NOTICIAS

Alma Siller Contreras recuerda el día que mirando televisión en su casa escuchó a Donald Trump hablar de los mexicanos como violadores y criminales.

"Le dije a mi marido: 'Esto no está bien, esto no es normal, imagínate si llega a ser presidente, yo voy a devolver la visa'", cuenta en diálogo con BBC Mundo.

Pasaron los meses, el republicano ganó las elecciones y una vez asumió la presidencia, Siller, de 59 años, cumplió su promesa.

El lunes fue al consulado de Estados Unidos en Hermosillo, la ciudad del norte de México donde reside, y dejó desconcertado a más de uno.

"Vengo a hacer un trámite un poco inusual. Vengo a regresar mi visa", dijo al llegar.

Donald Trump firma la orden ejecutiva para la construcción del muro en la frontera de Estados Unidos con México

De ahí en adelante desfiló por ventanillas, habló con distintos empleados y debió explicar su caso más de una vez.

La mujer devolvió su visa, vigente hasta 2021, en el consulado de Hermosillo, en el norte de México.

"Me sorprendió que le hablaban a uno, le hablaban a otro, se juntaban, me miraban, creo que nunca les había pasado, estaban un poco desconcertados, también me dio mucho gusto ver ese desconcierto", explica.

Desconcierto

Al principio los empleados del consulado pensaban que venía a devolver la visa porque estaba vencida pero ella explicaba que no, que estaba vigente hasta 2021.

"Es una manera de protestar por las actitudes de tu presidente hacia mi país", les dijo, "y me fui muy contenta, misión cumplida", tras escuchar que la sacarían del sistema.

La devolvió en un sobre sellado junto a una carta que redactó a mano el domingo sola en su casa: "Me puse un bulto de hojas blancas, me salió todo seguido, tun, tun, tun, muy fluido, me sentí muy bien".

Desde que le dijo a su marido que devolvería la visa, nunca había vuelto a tratar el tema con su familia. Ese día mostró el texto a sus cuatro hijos, que la felicitaron por la decisión.

Qué pasará con la relación entre México y Estados Unidos tras la cancelación de la reunión entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump

Luego un familiar colocó una copia de la carta en Facebook y desde entonces Siller lleva días dando entrevistas.
---------------------
Texto de la carta que entregó en el consulado

"Por este medio, me dirijo a Uds., para hacerles llegar, por voluntad propia, la tarjeta - visa, documento con el que cruzo a su país dese que tengo uso de razón y he utilizado infinidad de veces, sin contratiempo alguno ya sea por viajes de placer con la familia, de compras, etc. los cuales disfruté.

El motivo de esta decisión es por la actitud tomada de su nuevo presidente el Sr. Donald Trump hacia mi país México y sus habitantes de lo cual me siento ofendida, es mi manera de protestar contra ello y apoyo a mi querido país y su gente.

Desearía, en su momento, una vez finalizada la gestión del Sr. Trump, solicitarla de nuevo.

Por su atención, muchas gracias
---------------------
"Rebasó mi capacidad de asombro", afirma, "de veras estoy muy sorprendida porque jamás fue la intención más que hacer lo que para mí era lo correcto: romper una relación con alguien que hace daño".

"No se puede permitir que alguien te haga daño a ti ni a tu gente. Como mexicana pues fue lo único que ahorita por lo pronto podía hacer".

"Desearía, en su momento, una vez finalizada la gestión del Sr. Trump, solicitarla de nuevo", señala Siller en su carta.

"No es por exagerar pero lo sentí en cada poro de mi cuerpo, ese odio tan grande hacia nosotros. Mi manera de protestar y de romper relaciones fue devolver la visa, que he tenido casi toda mi vida".

Modo de vida

Alma vive a dos horas y media de la frontera y tiene familiares en Arizona, Las Vegas y Nueva York, por lo que se había acostumbrado a visitarlos por el fin de semana, ir de paseo y de compras a Estados Unidos.

Las cifras del muro que Donald Trump quiere construir en la frontera de Estados Unidos con México

En su carta señala que una vez finalizada la gestión de Trump, que a días de comenzar su mandato anunció la construcción de un muero en la frontera, le gustaría solicitar una visa otra vez, "si me la dan, bien y si no me la dan también bien, ya es decisión de ellos".

Por lo pronto, rechaza que lo suyo haya sido un acto de valentía como muchos le han comentado. Mucha gente le ha dicho que le gustaría hacer lo mismo pero que no saben bien por qué no lo hacen y ella no espera que otros sigan su ejemplo.

"A cada quien le tiene que nacer del alma (...) No le diría a nadie, ni a mis hijos, que devuelven la visa".

Ve el futuro de las relaciones entre México y Estados Unidos "bastante sombrío", quiere que su país no se sienta inferior a su vecino y espera que el presidente Enrique Peña Nieto se enfrente a Trump de otra manera.

"Como líder de una nación, él debería ser un poco más agresivo en defendernos, nuestro presidente debe velar por la nación y en sus habitantes. No siento que nos esté defendiendo".

BBC