INICIO
Ordena gobierno de Trump endurecer estándares para visas: NYT

Ordena gobierno de Trump endurecer estándares para visas: NYT

La administración del presidente Donald Trump está haciendo más difícil la entrada a EU de...

Matrimonio se mata a cuchilladas

Matrimonio se mata a cuchilladas

Un matrimonio se mató a cuchilladas la tarde de ayer miércoles, luego de protagonizar una pelea...

Roban motocicleta y le cambian de color; Policía la recupera

Roban motocicleta y le cambian de color; Policía la recupera

Una motocicleta que había sido robada en la colonia Sahuaripa el domingo pasado, fue recuperada...

Crean en el Congreso la Fiscalía General del Estado

Crean en el Congreso la Fiscalía General del Estado

El Congreso del Estado aprobó la Ley Orgánica para la creación de la Fiscalía General del...

Denuncian a regidor priista ante Contraloría de Guaymas

Denuncian a regidor priista ante Contraloría de Guaymas

Dossier Es contra del regidor Alfonso Uribe Corona, donde se detalla de manera puntual una...

La Viña del Señor

El fuerte rumor que corre como pólvora en los pasillos de la Secretaría de Educación y Cultura y en algunos planteles de Sonora, de que el Servicio Estatal Profesional Docente estaría por notificar el cese de docenas de maestros del sistema educativo nacional, precisamente cuando el titular de la SEP Aurelio Nuño, está por relanzar sus baterías en la búsqueda de la ansiada candidatura presidencial priísta, ha prendido los focos rojos entre algunos grupos de poder en la entidad, por la polarización social que la desquiciante medida provocaría.

El desafío se antoja mayúsculo cuando el Congreso del Estado ha tomado como suya la propuesta de reintegrar a sus plazas a los docentes cesados en abril del 2016, solicitada por el Movimiento No al Gasolinazo, de su sector más social, pues en dicha organización se incrustaron diversos grupos que incluyen desde padrecistas ansiosos de cobrársela al gobierno de Claudia Pavlovich, hasta perredistas y morenistas, cada quien con su propia agenda político-electoral.

En esa tarea, se han involucrado legisladores como Fermín Trujillo, de las cabezas del PANAL y otros diputados decididos a procesar por el camino de la ley esa sentida demanda, habida cuenta que la CNTE y la Asamblea Magisterial, que agrupan a un grueso número de profesores inconformes con la evaluación educativa y que participan, junto con otras organizaciones sociales, dentro de las protestas contra el alza de los combustibles. Lo anterior al margen de liderazgos tan cuestionados como el de David Guadalupe Valenzuela, un tipo conocido por “entregar” al mejor postor a los movimientos en que se involucra.

Para este lunes 13 de marzo está programada la presentación del nuevo Modelo Educativo para el ciclo escolar 2018-2019, que se dará a conocer a la luz pública con bombo y platillo en Palacio Nacional por el presidente Enrique Peña Nieto.

El reinvento de Aurelio Nuño

Aurelio Nuño, quien había mantenido un bajo perfil luego de los embates de la CNTE, suena como próximo secretario de Gobernación, ante la pronta salida de Bucareli de Miguel Angel Osorio Chong, precisamente cuando el PRI, partido del que Peña Nieto se destapó como jefe máximo, coordinador de la campaña presidencial a la vista y por lo mismo como el gran elector de su sucesor a más tardar en noviembre de este año.

A partir de lo anterior es que algunos observadores del acontecer político de la entidad se preguntan: ¿A quién sirve El Pato de Lucas?; ¿A quién hace el trabajo sucio El Pato?; ¿Quién se beneficia con el destape de la caja de Pandora, que entraña la cuestionada reforma educativa?

Según externó el propio Nuño Mayer en referencia al nuevo modelo educativo, este entrará en vigor en el último año de la administración peñanietista y posteriormente a su presentación se procederá a la publicación de los nuevos planes de estudio, se elaborarán nuevos libros de texto y se elaborará el cronograma de este nuevo modelo educativo y se ofrecerá formación y capacitación a un millón 200 mil maestros de todo el país durante todo el ciclo escolar 2017-2018, para según su decir conozcan el nuevo modelo, su nuevo enfoque pedagógico y las tácticas para lograr el cambio en todas las escuelas en donde los estudiantes dejen la memorización y aprendan a aprender.

El encargado de la política educativa del país puntualizó que el nuevo modelo educativo va a mantener cinco capítulos iniciales, siendo estos el desarrollo curricular y cambio pedagógico (I); escuela al centro (II); profesionalización de los maestros (III); equidad e inclusión (IV) y nueva gobernanza educativa (V).

Los destinatarios del nuevo modelo según el subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño Cantú, son 30 millones de estudiantes de preescolar, primaria, secundaria y bachillerato.

Cuestionamientos al proyecto educativo peñanietista

Desde su misma presentación pública el año pasado del proyecto de Modelo Educativo 2016, por el titular de la SEP Aurelio Nuño Mayer, los cuestionamientos no se hicieron esperar, como el hecho de que se haya aprobado una reforma educativa en 2013, sin que existiera un modelo educativo que le diera sustento, el cual apenas empezó a construirse en 2016, al abrirse su conformación a consulta a los diversos sectores de la sociedad, hizo recaer las críticas de especialistas y sus propios destinatarios, los maestros, sobre el hechos de que la evaluación docente y los supuestos lineamientos que regulan la misma, hayan carecido de base, esquema, guía y propósito. “Fue como colocar la carreta delante de los bueyes”, escribió el doctor Carlos Imaz, exlíder del CEU de la UNAM en 1987.

Así las cosas, Imaz, anota (La Jornada, 31/07/2016) que los mecanismos de evaluación aprobados, pero desconocidos por los profesores, mismos que según la propuesta respondían a un sistema basado en el mérito, modelo que corresponde a una pretensión empresarial fracasada, que fue importada a las escuelas estadounidenses en los 80´s, pretendió estimular el mérito individual, como es el ingreso del maestro, en función de los resultados, es decir las calificaciones de los alumnos, pero fue desechado porque inhibía la cooperación y degradaba el compromiso grupal.

En sus escritos ante las autoridades educativas desde un principio los mentores convocados a ser evaluados han dejado en claro que “…es sabido que el principio básico de la planeación educativa, que indica que los contenidos y formas de evaluación se diseñan en función de lo que se va a hacer y que resulta un sinsentido elaborarlas sin saber qué, por qué y para qué se va a evaluar como es el caso cuando el proceso de evaluación del desempeño no aplica para las escuelas privadas, que deben de ceñir su actuación a los planes y programas autorizados por la SEP, con lo cual a los trabajadores de la SEP resultamos víctimas de la aplicación de un régimen jurídico extraordinario diverso al resto de las personas que laboran en México ”

“El Estado –apuntan los docentes— (…) como rector del desarrollo nacional, en el cual la educación pública juega un rol importante y por ende debe estar regido por un sistema de planeación democrática y deliberativa, principios de los cuales se apartó cuando se aprobó una reforma educativa en 2013 y posteriormente se aplicó una evaluación docente, sin existir un Modelo Educativo”.

El Nuevo Modelo Educativo, apenas fue presentado en foros de consulta nacionales entre agosto y septiembre del 2016, según las propias autoridades educativas.

Para algunos especialistas el modelo es incumplible. El investigador del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM, Ángel Díaz Barriga, las metas educativas “están pensadas para el primer mundo, y México no es Finlandia”.

¿Zancadilla a Nuño?

De resultar cierta la versión propalada, Ernesto de Lucas y su gente del Servicio Estatal Profesional Docente, no solo pondrían en el tapete de los cuestionamientos a la gobernadora Pavlovich, muy señalada por sus acercamientos a la organización propatronal Mexicanos Primeros que lidera Claudio X. González, jr., sino que irían al extremo de poner en duda la viabilidad del nuevo Modelo Educativo para el ciclo escolar 2018-2019 y de paso abollará la carrera de Nuño, quien tiene la encomienda de sacar avante la competida elección del Estado de México y convertir por ende en gobernador a Alfredo del Mazo III, alfil del grupo Atlacomulco.

La artera jugarreta, por sus dimensiones, alcances y repercusiones bien podría ser tomada como una reedición del enfrentamiento que sostienen las facciones de Luis Videgaray, a cuyos afectos Nuño pertenece y de Manlio Fabio Beltrones, arrojado del CEN del PRI, luego de la derrota del año pasado, en donde la mano del actual canciller y su gente cercana de la SHCP, dejaron impresas sus huellas digitales.

 En el contexto actual, luego de las protestas que levantó la matanza de Nochixtlán el 19 de junio del año 2016 y la instalación de las mesas de negociación con la CNTE en la secretaría de Gobernación, a quien menos apetece revitalizar al movimiento magisterial con un nuevo pretexto es al secretario Nuño, quien navega en las sombras y construye desde ahí una posible candidatura presidencial, en caso de que Videgaray u Osorio Chong, no vengan o no convenzan al gran elector dentro del tricolor, cuyo rol pertenece indiscutiblemente al presidente Peña, cabeza del poderoso grupo Atlacomulco, que se juega el todo por el todo en el Estado de México.

Como se ve, el Pato de Lucas juega con fuego al querer usar a los maestros como carne de cañón… ¡¡¡ Aguas!!!