INICIO
Detienen a sujeto que asaltó a un taxista

Detienen a sujeto que asaltó a un taxista

La oportuna intervención de los policías de proximidad social comisionados en el sector sur de...

Muere paisano en accidente de tránsito en libramiento de Empalme

Muere paisano en accidente de tránsito en libramiento de Empalme

Un hombre perdió la vida y otro más resultó lesionado cuando sufrieron un accidente mientras...

Aprueban ley que prohíbe delfinarios en el país

Aprueban ley que prohíbe delfinarios en el país

Con 242 votos a favor y 190 en contra, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo...

Acusan a empleado de tienda departamental de presuntos abusos deshonestos contra menor

Acusan a empleado de tienda departamental de presuntos abusos deshonestos contra menor

Un empleado de  una tienda departamental del centro de la ciudad fue denunciado y detenido por...

Delfinario de Sonora está a salvo

Delfinario de Sonora está a salvo

La bancada priísta sonorense, en acuerdo con la Gobernadora Claudia Pavlovich, solicitó una...

Ricardo Mejia/La Silla Rota

Ni la burla perdonan, después del draconiano gasolinazo de inicio de año, que representó un incremento de 20 por ciento al precio de las gasolinas, el gobierno anunció para este fin de semana una rebaja risible de 2 centavos por litro que fue recibido en las redes sociales con el certero y mordaz hastag #GobiernoDeA2Centavos. Sus errores, sus imposiciones, sus reformas estructurales sólo son responsabilidad del actual gobierno federal, y aún su falso llamado a la unidad nacional no ha logrado desviar la atención del enorme descontento social que acumula.

Antes de Trump el país ya enfrentaba una grave crisis económica, política, social y de seguridad pública agudizada por las reformas estructurales, la impunidad, la corrupción, los intereses creados en torno al gobierno de Peña Nieto y la falta de visión del grupo gobernante.

Hoy el gobierno federal, que enfrenta un creciente repudio ciudadano (86 por ciento lo reprueban), ha tratado infructuosamente de utilizar las evidentes agresiones de Donald Trump hacia el país y nuestros paisanos, para pretender eludir sus propia responsabilidad en la actual circunstancia nacional de debilidad, crisis y descomposición social. Invocando la amenaza externa el gobierno de Peña Nieto pretende que se le exonere socialmente y que se olvide su enorme culpa en la grave situación nacional.

La unidad no puede construirse a partir del borrón y cuenta nueva a esta administración, hay que cuestionar y exigir cuentas al gobierno para que corrija el rumbo y asuma su responsabilidad. El gobierno de Peña Nieto no sólo no ha modificado el rumbo sino que sigue burlándose del pueblo con la ridícula rebaja de 2 centavos al precio de las gasolinas.

A partir de la movilización social y ciudadana se han logrado frenar tres nuevos gasolinazos (de los días 4, 11 y 18 de febrero), aunque la amenaza sigue latente cada día a partir del martes 21 de febrero.

La exigencia de dar reversa al gasolinazo del 1 de enero, es hoy más válida que nunca, al quedar muy claro que los gasolinazos son una decisión directa del Presidente de la República, y que todo el discurso con el que pretendieron justificar el descomunal aumento de las gasolinas y el diésel a partir del 1 de enero fue una vil patraña. No fue por asuntos de competitividad internacional la elevación del precio, el aumento fue para incrementar la recaudación y cubrir los onerosos gastos del gobierno federal y para cumplir, asimismo, los compromisos de la reforma energética privatizadora.

Los temas de seguridad pública y combate a la impunidad siguen siendo uno de los grandes pasivos de la nación.

La parálisis que se enfrenta en materia de seguridad pública responde en gran medida a los fuertes intereses que se oponen a la instrumentación del mando único policial, a la verdadera depuración de las policías y a la mejora de los buenos elementos de las corporaciones policiacas; así como a la fuerte infiltración del crimen organizado en las Fuerzas de seguridad pública.

El gobierno federal ha sido incapaz de establecer una estrategia eficaz para combatir a la delincuencia y mejorar la seguridad pública, y se ha hecho de la vista gorda frente a los notorios incumplimientos de los estados y municipios para cumplir con su responsabilidad en la materia.

En el caso Iguala la exoneración penal de la PGR a Tomás Zerón de Lucio por la siembra de evidencias en el Río San Juan es un mensaje nítido de la falta de voluntad de este gobierno para llegar a la verdad de los hechos y castigar a los responsables de la desaparición forzada de los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa. ¿Por qué la protección oficial a Tomás Zerón? ¿Es intocable? ¿Quién lo protege desde la cúpula del gobierno?

Es evidente, en este caso que sacudió y sigue indignando a la opinión pública nacional e internacional, que el Ex Director de la Agencia de Investigación Criminal es una pieza clave en la construcción de la gran mentira de la mal llamada "verdad histórica" de la supuesta incineración de los jóvenes normalistas en Cocula, Guerrero y que tiene la protección directa del Presidente de la República.

¿Con que autoridad moral puede convocar el gobierno de Peña Nieto a la unidad cuando ha mantenido la impunidad en el caso Iguala y en muchísimos casos más?

Sin duda la terrible gestión de Enrique Peña Nieto debe tener, en su oportunidad, el castigo electoral de la población. Han sido años de impunidad, corrupción, errores y gasolinazos que no se pueden borrar con todo y la animadversión que generan las políticas de Trump.

@RicardoMeb

@OpinionLSR