La Viña del Señor

Los guaymenses deben de estar decepcionadísimos de los partidos políticos que operan en el puerto.

Y no es para menos: ¡¡Ninguno pudo armar una planilla de ayuntamiento más o menos decente!!

Entre sus candidatos a las senadurías, diputación federal y local, hay chapulines, tránsfugas, golondrinos, exburócratas, oportunistas, cínicos, ladrones, grillos de ocasión, sapos, liebres y canarios y uno que otro que presume de político profesional, hasta verdaderos impresentables.

Carencia de arrastre social y nula representación son las divisas de la mayoría de los tiradores.

Como puede verse la oferta electoral se quedó menos que corta, a tal grado que los priístas se disfrazan de verdes para hacer campaña ante el rechazo.

El Otto señalado busca fuero

“Ta´bueno mi tata pa´mi nana”, soltó un contumaz excafecero del Colón, cuando conoció del debate entre los exalcaldes Otto Claussen y César Lizárraga, sobre su paso por la alcaldía y lo entracalado que dejaron a Guaymas.

Claussen, hoy cínicamente busca el fuero de una diputación federal, luego de dejar una deuda de 365 millones de pesos. Lizárraga, en cambio quedó marcado por el tema de las luminarias.

Otto, en intento de llegar a San Lázaro, deberá enfrentar el obstáculo de Jesús “El Negro” Saldaña, quien bajo los colores de la coalición “Por México al Frente”, dará la pelea en el 04 distrito. Saldaña, fue el jefe de la pandilla que gobernó Guaymas de 2009 a 2012. A él le reportaban directamente el entonces alcalde César Lizárraga, el secretario Alonso Arriola, el contador Jesús García “El Chuy Pesado” y hasta el otrora regidor Francisco “Pío” Ponce. Su abogado en ese tiempo era Librado “El Negro” Navarro, posteriormente regidor con el Alemán.

“El Negro” Saldaña, de financiar campañas, decidió subirse al ring con el clan Claussen, con todo el poder del gobierno del estado detrás y con Manuel Villegas, en la esquina de coach. ¡¡Yodex, le va a hacer falta al constructor!!

Tanto el Otto, como el Toño Astiazarán, dos de los alcaldes que más incrementaron el endeudamiento de la comuna y comprometieron sus finanzas, buscan sin pudor alguno una curul federal. ¿Y los guaymenses, apá?

El trabuco de Sara Valle

A Sara Valle, los de Morena, entre ellos varios experredistas que la batallaron como alcaldesa, no la quieren.

Entre los maestros que se oponen a reforma educativa, su actuar ha sido muy cuestionado

Se evaluó a pesar de las objeciones de la CNTE y de la Asamblea Magisterial y no ha sido solidaria con los maestros cesados. Por su cercanía con la dirigencia charra del SNTE, no es bien vista entre los disidentes del gremio y al que pertenece por ser docente del CET del Mar.  

Rodolfo Lizárraga su compañero de fórmula a la diputación local, es ese factor disrruptor con los pejistas que no lo aceptan con sobrada razón. Y eso hasta un “vagazo” y lépero como el dueño del PT Jaime Moreno Berry, lo entiende.

En 2015 la presencia del Fofo, también haciendo mancuerna le hizo daño a las pretensiones de la exalcaldesa. “Voy a votar por ti, pero no por ese …”, cuentan que le decían mucha gente que visitó en las colonias populares del puerto.

Como al Toño Astiazarán, a Rodolfo, por siempre los va a ligar la aprobación del desastroso convenio con la empresa PASA y la privatización del servicio de limpia.

Dicen que en Sonora, el Peje, al único candidato de dedazo que impuso fue a Heriberto Aguilar. Ni Alfonso Durazo, ni Javier Lamarque, tienen tal cercanía. Cuando AMLO viene al estado es al primero que busca.

En algún momento le cuestionaron que no buscara la presidencia estatal de Morena ante el Poncho. “Si no lo conocen en el municipio, menos se iba a enfrentar a una figura nacional como el excolosista”, comentó una fuente que prefirió el anonimato para no evidenciarse de pendeja.

La sorpresa fue la presencia en el entorno de la Sara de “El Grillo” Luis Felipe Valenzuela, ex regidor panista y exfuncionario de la administración de Lorenzo De Cima, así como la Luis Alberto Gastélum “El Cuate”, exdirector de Regulación Sanitaria en el gobierno de Guillermo Padrés y fue un conocido coleccionista de denuncias. Y hasta el doctor Gaxiola, “El dentista de las estrellas”, para más señas compadre Omar Nuñez Caravantes, anda en la polla.

Su cuñado Santiago “El Cabezón” Luna García, exmiembro del CEUS, quien le manejó la campaña del 1997, y después se deschongó con su exmarido Joel “El Teco” Mendoza, es infaltable en su equipo.

Vicente Castanedo, su gurú de cabecera, chaqueteó y se fue a “iluminar” la campaña de Ernesto Uribe    Corona, el candidato independiente de Otto Claussen.

El Toño impugnado: ¡el golpeteo va en serio!

Antonio Astiazarán, llegó a la candidatura al senado por el frente PAN-PRD-MC, a través de una alianza política entre Damián Zepeda y su mentor Ramón Corral Ávila con el clan Bours, a quienes une su antibeltronismo.

Dicen que tremendo berrinche hizo la dirigente estatal del PAN Alejandra López Noriega, cuando sopesó la falta de presencia panista en el evento del Hotel Playas de Cortés a que convocó el Toño Astiazarán el pasado 3 de abril, el cual más bien parecía un evento priísta.

Luego de poner el grito en el cielo, le marcó a Santiago Samaniego, para llamarlo al orden. “El Yito”, lamentablemente para el PAN, es un flojonazo, no tiene arrastre, ni carisma y le falta capacidad de convocatoria. De liderazgo, mejor ni hablamos. Y también va en la planilla, pero en la de su jefe Lorenzo De Cima.

Como se ve amigo lector, ni esa planilla se salva.

Actualmente, el Toño, ya entendió que el golpeteo va en serio, pues se encuentra impugnado ante el INE por su expartido el PRI, por los tucanes del PVEM y por la diputada local panista Carolina Lara, de la gente de Alejandro López Caballero, quien insiste en hacerle la masa aguada a Damián Zepeda Vidales, presidente nacional de Acción Nacional.

Carito, es una de las “cuatro llantas ponchadas”, entre los que se encontraba el diputado Manuel Villegas, hoy operando a favor del PRI en el municipio y ambos tienen desde hace rato todo el cuerpo fuera del PAN.

En su nueva aventura el Toñito, va a aprender que en política los amigos son de mentiras y los enemigos de verdad.

¿A quién va a coordinar el Villeguitas?

En su momento Lorena Garibay Ulloa, criticó a su tío Marcos “El Cachorro” Ulloa, por su salida del PRI y su brinco a Movimiento Ciudadano, partido en que coordina sus campañas.

Hoy, Lorena, es la candidata del PAN-PRD a la diputación local por el XIII distrito.

Sin talento demostrado, la ex priista tiene asegurado el fracaso.

Hasta Jesús “Chuy” Garza, expresidente del ejido San José, se sumó por afecto a la campaña al senado del Toño. Como igual hicieron el dirigente de la organización “Yo con Bours” en 2003 Carlos “Cacho” Zaragoza; Jésus “Chuy” Fajardo, exdirigente del CTM local; el empresario Allán Llano; Luis Felipe Seldner jr.; “El Flaco” José Ramón Uribe y varios conocidos más.

Ante ese fenómeno no faltó el ocurrente que se preguntó: Si así están las cosas y el PRI se desfonda y los priístas de peso y de pesos se fueron con el Toño, su expatrón ¿A quién va a coordinar Manuel Villegas?

A parte de los siete u ocho panistas que jaló, el Villeguitas, se anda metiendo en las patas de los caballos, y se las da de maldito con esas ínfulas de Fouché provinciano, al que nadie pela, ni toma en serio.

Como que nadie le ha explicado de qué se trata el verdadero juego…

“La Santi”, ni miau hizo

Por lo pronto, “El Gato” Luis Alejandro Bárcenas Salido, ni “miau” hizo cuando los Claussen, le rellenaron de incondicionales la planilla de ayuntamiento. Los campiranos de la CNC pidieron por lo menos cuatro posiciones.

Cuando Jorge Espada Trapero, presidía el PRI porteño, se hizo acompañar del exalcalde Felipe Bárcenas Santini, en una gira de trabajo –así les llamaban los priístas— por el territorio de la etnia yaqui.

“Aún me retumban en los oídos sus palabras, cuando `La Santi´, vino y prometió…”, les soltó el gobernador yaqui a la caravana tricolor encabezada por Espada.

Hacía como treinta años que “La Santi”, así le llamaban a Bárcenas Santini los de la tribu, había hecho acto de presencia y ofrecido al estilo de los políticos de antes y de ahora, un montón de cosas.

Espada y sus acompañantes, salieron por piernas de la zona, para no volver por los siglos de los siglos.

Hoy la planilla de El Gato tiene un objetivo, cuidar los intereses de Los Llano con la candidata a Síndico, Alejandra Padilla y los de Los Claussen con los regidores Jimena Jaramillo y Alfonso Uribe.

Ni a quien ir.