INICIO
El perfil psicológico del Joker, más allá de la máscara

El perfil psicológico del Joker, más allá de la máscara

Si hiciéramos el perfil psicológico sobre el personaje del Joker, podríamos deducir que la mayoría...

Hay un daño patrimonial superior a los 80 mdp en Empalme: Alcalde

Hay un daño patrimonial superior a los 80 mdp en Empalme: Alcalde

Un quebranto financiero de al menos 80 millones de pesos es el que se detectó en el Ayuntamiento...

Realiza PESP Operativo Permanente en Guaymas y Empalme

Realiza PESP Operativo Permanente en Guaymas y Empalme

Realiza Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) Operativo permanente en municipios del Sur del...

Asegura Sara Valle hay avances sobre agresión a su propiedad en Guaymas

Asegura Sara Valle hay avances sobre agresión a su propiedad en Guaymas

Ya hay avances en las investigaciones para tratar de dar con los responsables del atentado que...

Águeda Barojas Ontiveros

Sara Valle Dessens se envolvió en la bandera del populismo y lavó o intentó lavar la imagen de una empresa que ha depredado el presupuesto de Guaymas por 12 años.

Desde campaña tenían acuerdos. No resulta ninguna novedad que el primer día del gobierno de Valle Dessens, PASA haya regresado a recoger el cochinero que por meses dejó tirado.

¿Cómo se explica el regreso de PASA? Muy sencillo: la conveniencia mutua.

Se dejaron de lado las violaciones que PASA ha realizado al contrato firmado en el  2006; la presidenta se envolvió en la bandera  del populismo y los ciudadanos contentos porque lo que realmente quieren es que se recoja la basura.

Detrás de PASA siempre ha existido el fantasma de la corrupción e ilegalidad.

PASA NUNCA debió haber suspendido el servicio, ni siquiera por falta de pago.

Lo sabe la empresa y lo sabe la alcaldesa, pero por el momento no es hora de revisar el contrato, ni de cuidar las formas, sino de demostrar que era tan fácil resolver el problema de la basura, como decirle a la empresa que regresara y ya.

Eso cualquiera lo pudo haber hecho, cualquiera que no tenga capacidad para resolverlo de otra manera.

Que le quede claro a los guaymenses y a la alcaldesa: PASA nos sale debiendo.

¿Qué celebra Sara Valle? ¿El descuento de 10 por ciento a la deuda de 20 millones que dejó Lorenzo De Cima? ¿Qué PASA nos vaya a cobrar en cómodas mensualidades los 18 millones de pesos restantes? Ni Coppel da esas facilidades.

Lo que la alcaldesa realmente celebra es que le van a resolver un problema. "Haiga sido como haiga" sido. Ya sabes ustedes que eso de la legalidad, nomás, no se le da.

PASA está de regreso Aleluya!!!!!

A Valle Dessens se le veía contenta el día de ayer. Dos veces repitió que se sentía feliz, arropada, cuidada, protegida y hasta agradeció al grupo de amigos Don Alejandro Padilla, quienes como empresarios responsables que le ayudarán a PASA a recoger basura.

Sus amigos, entre ellos, Jesús Fajardo Valenzuela, aportaran dompes y maquinaria, el resto dinero para el combustible.

Que caray! Con que poco se conforma la alcaldesa de Guaymas. En Hermosillo las cosas no están mejor que en Guaymas en el tema de la basura y otros más.

La alcaldesa de la capital del Estado, Célida López, ya consiguió que empresarios le donen al municipio cinco camiones. Conseguir diesel para camiones, cualquiera.

Por supuesto que se adquieren compromisos con los empresarios, pero son los mismos si donan camiones o compran diesel. Pues mejor que donen camiones. ¿Qué no?

Las costumbres se hacen leyes

Desde el gobierno del priista Carlos Zatarían González hasta el de Lorenzo De Cima Dworak, todos habían conseguido que los regidores les dieran en voto de confianza para elegir a los funcionarios municipales, excepto al Contralor, Tesorero, Secretario y Comisario de Seguridad Pública.

El primer descalabro de Sara Valle en la sesión del domingo fue el rechazo de los ediles a otorgarle ese voto.

Aunque el nombramiento de su cuñado en la Tesorería pasó de panzazo, auenque todavía de eso hay duda, el voto de confianza que no está en la Ley pero que se hizo costumbre, no lo obtuvo y a tres días de asumir el poder, aún no hay funcionarios en las dependencias, bueno no debería haber.

Se le hizo bola el engrudo y ahora cada funcionario tendrá que ser aprobado por los regidores en una sesión de cabildo.

A la alcaldesa le va a salir más barato “billetear” a dos que tres regidores y regidoras para que le den el voto de confianza, si es que lo pide nuevamente, que pasar los nombramientos de todos sus funcionarios por sesión de cabildo.

La tendrá difícil no solo porque un buen número de funcionarios y funcionarias son familiares directos de ella o entre si, sino también porque ha quedado claro que muchos de ellos, si no es que la mayoría no cumplen con el perfil.

Por citar ejemplos, en la dirección de Informática quiere colocar a un fotógrafo venido de Hermosillo, golondrino, diría el regidor independiente, Ernesto Uribe Corona.

Eso sí, tendrá un asesor externo, hijo de un amigo de Valle Dessens, a quien también dará trabajo en el gobierno.

En informática hay ingenieros conocedores del tema, como para que manden de director a un fotógrafo y además, contratan a un externo.

En la coordinación de Protección Civil pretende colocar al esposo de su prima, que a su vez, también tendrá un cargo en su gobierno.

Luis Cancio de ingratos recuerdos en el cuartel de bomberos en donde estuvo un mes para llenar un requisito, es bombero en PEMEX.

En Infraestructura Urbana y Ecología pretende colocar a Víctor Marín Martínez, que si bien es cierto es ingeniero, no goza de salud política ni emocional.

Lo mismo le ha servido a Manuel Villegas que a Otto Claussen Iberri y cuentan las leyendas urbanas que se sirvió de su hermana, Mónica Marín, cuando fue alcaldesa de Guaymas. No es una persona confiable, por lo tanto tampoco puede ser un servidor público confiable. Todavía no tiene nombramiento y ya está dando órdenes en la oficina.

Y así sucesivamente.

Y mientras algunas dependencias están sin funcionarios, otras siguen a cargo de funcionarios de Lorenzo De Cima. Por ello urge citar a una sesión de cabildo.

Seguramente en este momento Santiago Luna García y Sara Valle Dessens se encuentran cabildeando con algunos regidores para llamarlos a la reflexión y al voto, a sabiendas que muchas y muchos de ellos les sobra ignorancia, les falta ideología y les urge el dinero.

Con los priistas no va a batallar. Daniel Cardoso del Verde ya fue entregado a MORENA desde la Ciudad de México. Los dos regidores panistas seguirán la línea que les marque el partido y los de MORENA y PT, actuarán de acuerdo a sus intereses, excepto el regidor José Luis Portillo Liera.

El regidor Ernesto Uribe Corona hará lo estrictamente legal, no tiene necesidad de vender vulgarmente su voto.

Sergio Carlos García Rascón es pronóstico reservado.

La moneda está en el aire.