INICIO
El dólar llegaría hasta los 25 pesos con el fin del TLCAN

El dólar llegaría hasta los 25 pesos con el fin del TLCAN

Además de un tipo de cambio en ese rango, la firma británica Capital Economics prevé que el...

Recupera su auto pero pierde 400 dólares

Recupera su auto pero pierde 400 dólares

Águeda Barojas Ontiveros La Policía Municipal de Guaymas encontró en estado de abandono un...

Recupera Policía objetos robados y papeleta de empeño

Recupera Policía objetos robados y papeleta de empeño

Águeda Barojas Ontiveros Una televisión plasma, una puerta de tambor y una papeleta del empeño de...

La Viña del Señor

Si el tema de los macheteros desquició a la Fiscalía General de Justicia en el Estado, la disidencia magisterial contra la reforma educativa, está punto de mandar internar en la Cruz del Norte a varios funcionarios claudilleros.

La protesta convocada a realizarse este 10 de agosto en las oficinas de la SEC en Hermosillo, por parte de los profesores sonorenses afectados con dicha reforma que a chaleco trata de imponérseles, sacó de sus casillas al titular de la dependencia, quien debió encontrarse en la ciudad de Saltillo, atendiendo al llamado de su partido, el PRI, desahogando los puntos de la mesa de relleno programada sobre Declaración de Principios, rumbo a la Asamblea General Ordinaria 22 a celebrarse este próximo día 12. “El que tenga tienda que la atienda”, dice el dicho que el Pato, olvidó.

Ernesto De Lucas, quien dejó hablando como locos a los mentores que citó el pasado día 1º. cuando agotó el discurso y sus pobres argumentos, en un tema para él desconocido, como es el educativo, mandó a la PEI, para que en arranque de pedagogía de la fuerza, detuviera a los profesores inconformes, ante los que se ha demostrado incapaz de procesar sus demandas gremiales.

Los policías, disciplinados y educados para reprimir, antes que para dialogar, son un mero reflejo del tratamiento que el gobierno de del Estado, ha venido dando a los profesores estatales, para quien no ha tenido consideración, ni respeto alguno, pues 53 de ellos fueron cesados sin justificación alguna.

Diazordacito sonorense

Si el presidente de la Fundación Colosio Bulmaro Pacheco, director del ITG, bautizó para quedar bien a su exsubordinado, es decir a De Lucas como el “MacArthur sonorense”, a días de su despido de Pro-México en los albores del peñanietismo, la vena autoritaria que mostró lo pone como una caricatura de Díaz Ordaz y lo más alejado del maestro de América José Vasconcelos y a años luz de personajes como el profesor Ernesto López Riesgo, e incluso de Jorge Luis Ibarra y Héctor Rodríguez Espinoza, los tres reconocidos personajes de cultura en la entidad.

En un mal entendido principio de autoridad, como el que aplicó Gustavo Días Ordaz, a los estudiantes del movimiento del 68 y Luis Echeverría, el 10 de junio de 1971 con el “halconazo”, se pretende doblegar mediante la intimidación y el uso de fuerza, más que por el convencimiento y la respuesta bien argumentada.

Y eso ha quedado claro en el caso del Pato de Lucas, un tipo formado en las filas del priísmo cavernario y forjado en la operación política con todo el poder detrás.

La detención de los profesores José Luis Portillo Liera y Sandra Luz Navarro Conckle de Guaymas y Rosario Robles Verduzco de Ciudad Obregón, por expresar sus ideas sin impedir las labores de la SEC, constituyó un acto de vil represión y una prueba de la cerrazón imperante en esa dependencia, cuyo titular ha preferido los reflectores a cumplir con sus responsabilidades al frente de la misma.

De Lucas, verdugo del magisterio

En abril del año pasado, cuando fueron cesados 53 maestros en el estado, quedó en evidencia que lo suyo no es la educación, ni cuidar el futuro de los niños, como justan justificar los ideólogos de la reforma educativa, pues a partir de entonces se han intensificado las presiones sobre los docentes por parte de las autoridades educativas y escolares, en complicidad con los directivos del SNTE, tanto de la sección 28 como de la 54, quienes han preferido la componenda con las autoridades que a defender a sus representados, en una perversa pinza que deja a sus agremiados a merced de sus verdugos.

Javier Duarte, secretario general de la Sección 28, como su antecesor Fermín Borbón, a quien De Lucas, catafixeó en la dirección del ISEA por su operador de cabecera Juan Angel Castillo Tarazón, está entregado con la patronal, representada por el Pato.

Rius, como el Cid campeador, cabalga de nuevo

Eduardo del Río, el caricaturista más popular de México recientemente fallecido y a quién Carlos Monsiváis, calificó como todo un educador, nos legó dos obras indispensables, que el Pato, por lo que se ve no ha leído: “El fracaso de la educación en México”, publicada en 1987 y “La reforma dizque heducativa” de 2015.

En la primera hizo un diagnóstico del desastre que ha sido la educación en el país a lo largo de los gobiernos emanados del PRI a los cuales destaza, con sus dos o tres logros y en el segundo desentrañó el huevo de la serpiente que contiene la reforma educativa que produjo el Pacto por México y que Rius, definió acertadamente como meramente administrativa, y cuya orientación es controlar a los maestros por parte de una clase política corrupta.

“El niño no es una botella que hay que llenar, sino un fuego que es preciso encender”, rescata la cita de Montaige, al respecto de la función educativa, un ideal con el que la reforma que promueve Aurelio Nuño y su Modelo Educativo 2018-2019, de “aprender a aprender”, presentado el 13 de marzo de este año y que el Pato, opera en Sonora, nada tiene que ver.